Qualipharma te ofrece la posibilidad de calibrar tus contadores de partículas (multimarca) de aire no viables, portátiles o remotos (con y sin bomba), con un sistema diseñado a medida para la calibración del contador.

Nuestro laboratorio cuenta con la acreditación de Lighthouse como calibrador oficial en España y Portugal.

Un contador de partículas está preparado para efectuar la medida del tamaño y el número de partículas presentes en el aire de una zona limpia. Esto implica gran importancia en la calibración de estos equipos, ya que es un equipo necesario para poder clasificar una zona o equipo, de acuerdo a las exigencias de las normativas vigentes.

contadores-d
Por ello, desde el departamento de calibraciones de Qualipharma, ofrecemos la posibilidad de calibrar tu contador en el rango desde 0.3 hasta 25 micras. Para realizar la calibración se utiliza una suspensión que contiene partículas monodispersas de tamaño conocido (partículas de tamaño estándar certificadas por un laboratorio acreditado). Consiste en determinar la respuesta del contador (voltaje) a cada uno de los tamaños de partícula certificados.

Una vez conocida la respuesta del contador, se realizan diferentes ensayos, en función del tipo de contador, de lo establecido en nuestros procedimientos de calibración y de los requerimientos de la normativa actual (ISO 21501-4) (tasa de caudal, falso contaje, eficiencia de contaje (50% y 100%), resolución por tamaño, tiempo de muestreo), realizándose así una calibración cualitativa y cuantitativa del equipo.

La calibración de contadores se realiza en nuestro laboratorio, en el cual está documentado el procedimiento de entrada y salida de equipos, asegurando en todo el proceso, la integridad de los componentes del equipo, así como los resultados de la calibración.

Ventajas
  • Plazo de calibración: 1 semana desde la recepción del equipo en nuestro laboratorio. Negociables plazos más cortos.
  • Integridad de datos y componentes del equipo con el procedimiento de entrada y salida del laboratorio.
  • Calibración de equipos portátiles y remotos (con y sin bomba), independientemente de su caudal de aspiración.